Publications
Hombres jóvenes que tienen relaciones sexuales con hombres: en riesgo de contraer el VIH y otras ET Print

También disponible en inglés [HTML].

Los hombres jóvenes que tienen relaciones sexuales con hombres (siglas en inglés YMSM) están en riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Muchas personas son reacias a hablar de sexo y salud sexual abiertamente. La homofobia y el miedo de estimular la actividad sexual entre los jóvenes hacen que muchos adultos estén todavía menos dispuestos a discutir acerca de salud sexual con relación a YMSM. Debido al estigma social asociado a la identidad gay o bisexual, y al riesgo de ser víctimas de violencia, muchos jóvenes ocultan sus relaciones sexuales con hombres. Por lo tanto, la prevención efectiva del VIH debe abordar las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

Atracción sexual, comportamiento sexual e identidad sexual pueden no ser lo mismo.

  • La homosexualidad se refiere a la persistente atracción física y emocional hacia personas del mismo género; la bisexualidad, hacia personas de ambos géneros.1 Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no necesariamente reflejan una identidad homosexual o bisexual.2
  • Un estudio encontró que entre los adolescentes que reportaron tener sexo con otros hombres, más del 54% se identificó como homosexual (gay), 23% como bisexual, y 23% como heterosexual.1
  • Debido al alto grado de homofobia entre los adolescentes, a la experimentación de los jóvenes, y a que muchos jóvenes todavía no han considerado hacerse preguntas acerca de su orientación sexual, investigadores y proveedores de servicios están de acuerdo en que cuando se discuten los riesgos de transmisión del VIH y otras ETS, es necesario hablar acerca de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo en lugar de la orientación sexual.3

Las tasas de VIH/SIDA y ETS son altas entre YMSM.

  • Entre adolescentes varones de 13 a 19 años, el 41% de los casos de SIDA y el 52% de casos de VIH reportados a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en 1997 fueron entre YMSM y YMSM que usan drogas inyectables.4
  • Entre 1994 y 1996, un estudio de YMSM en seis condados urbanos de los Estados Unidos, indicó que entre el 5% y 9% de los YMSM estaban infectados con el VIH.5
  • Un estudio de hombres jóvenes homosexuales y bisexuales de 17 a 22 años reveló que el 70% de los que estaban infectados con el VIH no estaban al tanto de su condición de VIH-positivos, y sólo el 23% estaban recibiendo cuidado médico para la infección.6
  • Los individuos infectados con alguna ETS están por lo menos dos a cinco veces más predispuestos que los individuos sanos a contagiarse con el VIH si están expuestos al virus a través del contacto sexual.7
  • Un estudio encontró que entre hombres homosexuales examinados para detectar ETS, aquellos entre 15 y 20 años tenián las tasas más altas por grupo de edad de gonorrea y clamidia rectal.8
  • En un estudio realizado en 1997, se encontró que el número de YMSM diagnosticados con gonorrea aumentó por un 124% en una clínica de ETS en Portland, Oregon, y por un 125% en una clínica en Seattle, Washington.9

Los YMSM de color enfrentan tasas más altas de VIH y manifestan comportamientos de más riesgo.

  • Las investigaciones indican que los YMSM latinos y afroamericanos tienen una tasa desproporcionadamente alta de infección con el VIH. Según un estudio, el 4% de los YMSM blancos estaban infectados con el VIH en comparación con el 11% de los afroamericanos y el 7% de los latinos.5
  • Entre 1984 y 1994, el porcentaje de YMSM blancos que estaban infectados con SIDA, disminuyó de un 59% a un 37%, mientras que el porcentaje de afroamericanos y latinos aumentó de un 27% a un 40%, y de un 12% a un 22%, respectivamente.10

Los comportamientos sexuales de alto riesgo exponen a los YMSM a considerables riesgos.

  • Según una investigación realizada en San Francisco en 1994 acerca de YMSM, el 28% de los de 17 a 19 años y el 34% de aquellos de 20 a 22 años, dijieron que habían tenido sexo sin protección en los seis meses previos al estudio.11 Un estudio similar realizado posteriormente en Los Angeles encontró que el 55% de los YMSM habían tenido sexo anal sin protección en los seis meses previos al estudio.12
  • Según un estudio de 1996, el 38% de los YMSM dijieron que habían tenido sexo anal sin protección, y el 27% dijieron que habían practicado sexo anal receptivo sin protección.5
  • Muchos YMSM perciben que el SIDA es una enfermedad de homosexuales de mayor edad, con frecuencia les hace falta el apoyo de amigos u otras personas que fomenten en ellos un comportamiento sexual más seguro, no consideran que sus pares estén en riesgo de infectarse con el VIH, y creen que pueden determinar si una persona tiene el VIH sólo por su apariencia.10
  • Algunos YMSM carecen de las destrezas de comunicación y asertividad necesarias para negociar la práctica del sexo más seguro. Algunos sienten que no pueden rechazar el sexo aún cuando no lo desean, o se ven obligados a tener sexo por dinero, comida o vivienda.10
  • Un estudio nacional conducido en 1998 encontró que, entre los YMSM de 15 a 22 años, los factores que predicen la práctica del sexo anal sin protección incluyen encontrar que el sexo más seguro es difícil de practicar, haber sido víctima del abuso sexual, estar bajo la influencia del alcohol o anfetaminas durante el sexo, y tener poco apoyo social. Otros factores son tener una pareja sexual estable durante los previos seis meses y tener sólo parejas sexuales masculinas durante los previos seis meses. Un último factor que predice el sexo anal sin protección entre YMSM es la creencia de que hay poca o ninguna posibilidad de evitar la infección con VIH.13

Diferencias existen entre jóvenes y adultos que tienen relaciones sexuales con hombres.

  • La prevalencia del VIH (la proporción de personas de la población que tienen el VIH) es mayor entre los hombres adultos que tienen relaciones sexuales con hombres, pero la incidencia del VIH (la proporción de personas de la población que tienen nuevas infecciones con el VIH) es mayor entre los hombres jóvenes que tienen relaciones sexuales con hombres.10
  • Desde 1980, los hombres adultos han sido el público objetivo de materiales y servicios destinados a tratar asuntos relacionados con sus conductas de riesgo. Los hombres jóvenes homosexuales y bisexuales de hoy no han sufrido la pérdida de amistades y parejas como para pensar en modificar sus comportamientos de riesgo y—en un momento en el que la mayoría de los mensajes sobre la prevención del VIH van dirigidos a la población heterosexual—los hombres jóvenes mantienen la creencia de que no son susceptibles.14

Los programas de prevención pueden ser efectivos entre los YMSM.

  • Las intervenciones basadas en educación de pares han sido efectivas entre los YMSM en cuanto a la reducción de sexo anal sin protección y el mejoramiento del uso consistente de condones con nuevas parejas. Un programa mostró que un 60% menos de jóvenes dijieron que habían practicado sexo anal sin protección después de haber obtenido educación sexual por parte de sus pares.15
  • Una intervención con jóvenes homosexuales redujó significativamente los comportamientos de riesgo entre líderes educadores. Líderes educadores redujeron su propio riesgo de tener sexo anal sin protección un 15%.16
  • Un programa encontró que era más fácil contactar a YMSM por actividades de alcance en ambientes sociales, tales como bailes, noches de presentación de películas, picnics o parrilladas, grupos gay de música rap y fútbol.17
  • Debido a que muchos factores contribuyen a la existencia de comportamientos de riesgo entre YMSM, los programas de prevención deben abordar tanto elementos personales como sociales. Para suplir las necesidades personales, los programas deben tratar el autoestima, la aceptación de la sexualidad, el uso de las drogas, las actitudes hacia la salud y las habilidades sociales e interpersonales.18,19
  • Para abordar los elementos sociales, las intervenciones deben mobilizar y empoderar a la comunidad de YMSM. Las intervenciones de empoderamiento deben fortalecer la capacidad de la comunidad para superar las barreras sociales y culturales hacia la salud.19

Bibliografía

  1. Ryan C, Futterman D. Lesbian & Gay Youth: Care & Counseling. New York: Columbia University Press, 1998.
  2. Reynolds S, et al. Surviving AIDS: Simple Answers to Complex Questions About AIDS and Adolescent Homosexuality. St. Paul, MN: University of Minnesota Youth and AIDS Project, 1993.
  3. National Community AIDS Partnership. A Generation at Risk: A Background Report on HIV Prevention and Youth. Washington, DC: The Partnership, 1993.
  4. Centers for Disease Control & Prevention. U.S. HIV and AIDS cases reported through June 1997. HIV AIDS Surveillance Report 1997; 9(1):1-39.
  5. Valleroy L, et al. HIV and Risk Behavior Prevalence among Young Men Who Have Sex with Men Sampled in Six Urban Counties in the USA. Presented to the 11th International Conference on AIDS. Atlanta, GA: CDC, 1996.
  6. Lemp GF, et al. Seroprevalence of HIV and risk behaviors among young homosexual and bisexual men: the San Francisco/Berkeley young men's survey. JAMA 1994; 272:449-454.
  7. Centers for Disease Control & Prevention. The role of STD detection and treatment in HIV prevention. CDC Update 1998; (July):2 p.
  8. Remafedi G. Predictors of unprotected intercourse among gay and bisexual youth: knowledge, beliefs, and behavior. Pediatrics 1994; 94:163-168.
  9. _____ Gonorrhea among men who have sex with men: selected sexually transmitted disease clinics, 1993-1996. MMWR 1997; 46:889-892.
  10. Centers for Disease Control & Prevention. HIV/AIDS among young gay and bisexual men. Information for HIV prevention community planning groups, no. 2. CDC HIV/AIDS Prevention 1995; (September):4 p.
  11. US Conference of Mayors. Safer sex relapse: a contemporary challenge. AIDS Information Exch 1994; 11(4):1-8.
  12. Men's Survey - Los Angeles: August 1994 - January 1996. Paper presented to Los Angeles County Adolescent HIV Consortium, Los Angeles, CA, 16 February 1996.
  13. Valleroy L. HIV Prevalence and Predictors of Unprotected Receptive Anal Intercourse for 15- to 22-Year-Old Men Who Have Sex with Men in Seven Urban Areas, U.S.A. Presented to the 12th World AIDS Conference, Geneva, June 28 - July 3, 1998. Atlanta, GA: CDC, 1998.
  14. Cranston K. HIV education for gay, lesbian, and bisexual youth: personal risk, personal power, and the community of conscience. In: Coming Out of the Classroom Closet. Binghamton, NY: Haworth Press, 1992.
  15. Remafedi G. Cognitive and behavioral adaptations to HIV/AIDS among gay and bisexual adolescents. J Adolesc Health 1994; 15:142-148.
  16. Kelley JA, et al. HIV risk behavior reduction following intervention with key opinion leaders of a population: an experimental analysis. Am J Public Health 1991; 81:168-171.
  17. Kegeles SM, Hays RB, Coates TJ. The Mpowerment Project: a community-level HIV prevention intervention for young gay and bisexual men. Am J Public Health 1996; 86:1129-1136.
  18. Hays RB. What Are Young Gay Men's HIV Prevention Needs? San Francisco: University of California, 1995.
  19. Beeker C, et al. Influences on sexual risk behavior in young African American men who have sex with men. J Gay Lesbian Medical Assoc 1998; 2(2):59-67.

Compilado por Andy Garcia del National Youth Advocacy Coalition
Traducido y editado por Larry Villegas
Septiembre de 2000 © Advocates for Youth

 
AMPLIFYYOUR VOICE.ORG
a youth-driven community working for change
AMBIENTEJOVEN.ORG
Apoyo para Jóvenes GLBTQ
for Spanish-speaking GLBTQ youth
MYSISTAHS.ORG
by and for young women of color
MORNINGAFTERINFO.ORG
information on emergency birth control for South Carolina residents
YOUTHRESOURCE.ORG
by and for gay, lesbian, bisexual, transgender, and questioning youth
2000 M Street NW, Suite 750  |  Washington, DC 20036  |  P: 202.419.3420  |  F: 202.419.1448
COPYRIGHT © 2008 Advocates for Youth. ALL RIGHTS RESERVED  |  Contact Us   |  Donate   |  Terms of Use   |  Search